La meditación es una técnica milenaria que nos permite una mejor comprensión de la vida, y nos otorga una serenidad ante las incertidumbres de la vida, al mismo tiempo su práctica constante nos da una posición determinada en nuestra existencia.

Precisa de una instrucción adecuada por parte de un maestro o persona cualificada, cuya experiencia en esta práctica permita guiar a otras personas. El ritmo de la vida moderna es un ritmo trepidante y vertiginoso con un alto nivel de perfeccionismo y sobre todo de exigencia. Esto nos afecta en nuestra salud mental, y posteriormente en nuestra salud física, generando desordenes psicosomáticos y enfermedades físicas. La meditación permite una paz interior, generando la serenidad deseada, y todo ello conlleva una mejor relación con uno mismo y con nuestro entorno.

La práctica de zazen es el secreto del Zen

Zazen es difícil, lo sé. Pero practicado cotidianamente es muy efectivo para la ampliación de la conciencia y el desarrollo de la intuición. Zazen no solamente genera una gran energía, también es la postura del despertar.

Durante la práctica no hay que intentar lograr lo que sea. Sin objeto, es únicamente concentración en la postura, la respiración y la actitud del espíritu.

Maestro Taisen Deshimaru

La meditación es una práctica que debe de conllevar constancia, con un práctica diaria o varias veces a la semana, todo ello nos permitirá con esa constancia unos beneficios que se nos harán visibles en el día a día. Permite con ello saber estar presente, en el aquí y ahora.

La meditación es la técnica mediante la cual una persona puede permanecer más centrada, aprendiendo a estar más presente, mediante LA ATENCION PLENA.

Consiste en la técnica de ARMONIZAR, la mente y el cuerpo; mediante la respiración y la posición. La técnica del estar sentado, y la respiración, hacen que una persona permanezca tranquila y logre conectar consigo mismo.

Esto permite una mayor relajación, concentración, disminuyendo la ansiedad, la intranquilidad, y pudiendo conectar, con la esencia, con la parte más sutil de uno mismo, lo cual hace conectar con la intuición, la creación, fomentando la sabiduría.

“La meditación es ante todo calma de espíritu. Con ello se profundiza la visión penetrante y la sabiduría. Entonces nos abrimos al sufrimiento del mundo, y al mismo tiempo a su gran belleza.”

                         Joseph Goldstein